martes, 20 de marzo de 2018

Tipografía un arma secreta


Hoy quiero hablar de uno de esos elementos en los que casi nunca pensamos, ese personaje secundario en nuestra planificación de los contenidos y materiales instruccionales, ese elemento que a veces por miedo y costumbre limitamos a dos o tres opciones.

Hoy les quiero hablar sobre la tipografía de la que hacemos uso para transmitir nuestros mensajes y la que a final de cuentas, será el canal más duradero con nuestro público o grupo estudiantil.

Tipografías típicas:
Es bastante común, que a la hora de presentar un trabajo de investigación, sin importar el nivel que estemos cursando, ya en el manual metodológico se nos indiquen dos tipos de fuentes tipográficas de las que podemos echar garra. Una de ellas es Arial y la otra es Times New Roma.

Sin embargo, todos los días millones de diseñadores y personas amantes del diseño en general, crean cientos de alfabetos llamativos, divertidos, dramático e inspiradores. Los que podrían ayudarnos a transmitir nuestro mensaje de mejor manera.

La tipografía comunica:

Más allá de un mero uso estético, la tipografía por si misma comunica y sobre todo ancla.
Google lo ha demostrado con sus últimos cambios en plataformas como Youtube o su mismo buscador. Las letras generan identidad y además afectan los procesos cognitivos de las personas.

Una letra tipo victoriana nos transporta de forma automática al pasado, así como los trazos finos nos dan la impresión de elegancia. Si el tipo de letra por si misma, guarda tanta información para las personas, no es descabellado pensar que si utilizamos fuentes tipográficas especificas en nuestros materiales didácticos, esto ayudaría a nuestros estudiantes a anclar mucho mejor el conocimiento.

Si se parece a mí lo entiendo:

En realidad ya se ha demostrado que las tipografía tipo Script o a mano alzada, son mejores de asimilar por los estudiantes o cualquier persona que asista a una conferencia. La razón, es que desde que el hombre pudo trazar un símbolo gráfico, su forma, contornos y estilo, quedo grabada en la memoria colectiva de la humanidad. Todos hemos escrito miles de páginas a lo largo de nuestro proceso educativo, hasta no hace poco, no se contaba con una laptop, notebook, Tablet o Smartphone, que nos agilizara la tarea. Es por esta razón que las tipografías que asemejan la escritura del hombre, son las más adecuadas para presentaciones y ejemplos en los materiales didácticos.

Que tener en cuenta:

Pero ojo, no todas las tipografías que asemejan la letra del hombre son fáciles de entender. Para que estas sean efectivas, deben:

Ser tipo letra molde, es decir no ser cursivas.
Debe entenderse cada símbolo por separado.
Tener un grosor que permita su fácil lectura.

jueves, 15 de marzo de 2018

Design Thinking- Emprendedores educativos


Últimamente el design thinking, conocido en español como pensamiento de diseño. Se ha puesto muy en boga, sobre todo en el sector de la educación.

Varios son los libros y artículos que nos hablan de diseñar nuestras clases y el ambiente donde las impartimos, teniendo como eje fundamental las necesidades y opiniones de los estudiantes. Todo esto está muy bien, pero debemos recordar que el design thinking como tal, nace de una metodología y por tanto contempla una serie de paso y herramientas previas a su aplicación en el aula o cualquier departamento profesional.

Por ello, he decidido crear una serie de artículos sobre el design thinking, su aplicabilidad y algunas herramientas sencillas que podemos desarrollar conjuntamente con nuestros estudiantes o compañeros de trabajo.

Definiendo el Design Thinking:
Es creer que se puede hacer una diferencia y que se puede hacer un proceso proactivo con el fin de llegar a nuevas soluciones pertinentes que generen un impacto positivo. – DT para Educadores

Identificar las causas y las consecuencias de las dificultades y ser más afirmativo en la…

Es una metodología de resolución de problemas y de descubrimiento de oportunidades de innovación. – emotools

Como se puede apreciar el design thinking es una metodología que sirve para resolver problemas, que repercuten en el buen vivir de los individuos. En el caso de un salón de clase, sería todo aquello que impide la fijación de los conocimiento, desmotiva a los estudiantes y causa aburrimiento.

¿Cómo llevamos el design thinking a nuestras aulas?
La respuesta a esta pregunta quizás parezca de lo más sencilla, porque la forma más eficaz es preguntando a nuestros estudiantes (clientes), que es lo que desean obtener, de que forman se sienten cómodos y que definitivamente no les gusta del ambiente.

Herramienta N° 1: Mapa de Empatía.
En el mundo de los negocios y sobre todo en el ámbito del marketing, profesión a la que también me dedico. Existe un lienzo muy eficaz a la hora de definir el perfil de un cliente al momento de lanzar una innovación. Dicho elemento se conoce como mapa de empatía.

El mapa de empatía nos permite depurar lo que parece que quiere el cliente (estudiante), con lo…

Aunque ahorita pareciese un poco complicado el asimilarlo, debo decir, que la herramienta como tal es sumamente sencilla y fácil de analizar.

Conociendo el mapa de empatía:

Mapa de empatía

Todo empieza definiendo quienes son nuestros estudiantes, en teoría un ejercicio sencillo, puesto que todos son jóvenes en un rango etario similar, con gustos y tendencias acordes a su generación (Aunque siempre hay uno que otro que se sale de la media)

Luego empezaremos a rellenar nuestro mapa con observaciones significativas para cada pregunta:

¿Qué piensan y sienten?

En este apartado van cosas como: Preocupaciones, metas, ideologías (Ej: vegetarianismo), sueños, gustos, utilidad real de lo que aprenden.

¿Qué oyen?

Tipo de música, programas radiales, opiniones de amigos y familiares, noticias, etc.

¿Qué ven?

Programas de televisión, videos de Youtube, personajes que admiran, fotos, Redes sociales.

¿Qué dicen o hacen?

Uno de los puntos más álgidos al tratar con adolescentes, porque muchas veces lo que dicen, no contrasta con lo que hacen y viceversa (La época rebelde). Aquí evaluamos y tomamos notas de cosas como: Lo que ellos dicen que le importan, lo que nos le gusta, con quienes hablan, como es su forma de expresarse, palabras de uso común en su vocabulario, como se comportan en público, entre otras.

Obviamente debemos adaptar las observaciones al objetivo que nos interesa alcanzar.

sábado, 10 de marzo de 2018

Plotagon – Crea animaciones 3D para tus clases


Lo bueno de Plotagon:

Te permite crear los personajes, de tal forma que se parezcan lo más posible al personaje que quieres representar.

El proceso de crear escenas, se basa en la generación de un pequeño libreto, donde señalas que personaje habla o realiza la acción. Y todo predeterminado por el mismo Plotagon.

Es un programa para el escritorio, lo que te permite experimentar con el fuera de línea.
Cuenta con la posibilidad de generarle subtítulos, para que sea entendido en diferentes idiomas.

Además cuenta con varias escenografías, para dar más realismo a la animación.

Porque no todo lo que brilla es oro, ahora vamos con lo malo:

El idioma principal es el inglés, por lo cual si realizas la animación en español el personaje modulará muy mal, así que lo recomendable es hacer el guion en inglés. (Esperemos que amplíen los idiomas)

En la versión gratuita solo se cuenta con dos escenarios, para adquirir más debes entrar en la versión de pago.
No existen personajes realmente gorditos en la animación. (Quizás les parezca una tontería este dato, pero su servidora es gordita :D)

Como podrán apreciar hay más ventajas, que desventajas, pero las cosas que limitan son un gran impedimento para muchos. Sin embargo, me ha gustado tanto este programa, que les recomiendo lo descarguen y experimenten con él, porque las posibilidades a nivel educativo son asombrosas.

lunes, 5 de marzo de 2018

Animaker para animar tus clases


Hola amigos, espero hayan recibido un año nuevo cargado de mucha buena vibra y en familia. Este año vengo con una energía renovada, para traerles muchos tutoriales, ebook, cursos y tips súper creativos, para que sorprenda tanto a sus estudiantes como a cualquier audiencia.

Y que mejor forma de empezar el año que con animaciones…
A finales del año pasado, me tropecé con una plataforma genial llamada Animaker (Puedes visitarla aquí), aún está en fase de experimentación, sin embargo, ya se ha vuelto todo un lujo para mí. Sobre todo, por las transiciones de las escenas, la cantidad de gestos y acciones que puedes lograr en los personajes y la capacidad de contar una historia, sin que esta parezca forzada.

Como hacer animaciones en animaker


¿Qué podemos lograr con Animaker?

Pues a mi juicio se puede hacer de todo un poco, ya el buen Powtoon, nos permitía hacer usos de una multitud de imágenes animadas y efectos, pero las acciones de sus personajes no eran lineales, es decir, si colocamos a una persona trabajando en una computadora, esta solo realizaría una misma acción una y otra vez, sin embargo, Animaker nos permite variar las acciones de un mismo tipo de escena, además de cambiar las expresiones faciales del personajes y todo de una forma tan sencilla que prácticamente parece irreal.

Un ejemplo de lo que aprenderemos hacer en esta ocasión con Animaker:

Como siempre mi idea es crear un pequeño tutorial, para enseñarles a trabajar un poco con la herramienta y que se motiven a experimentar por ustedes mismos. Pero como las posibilidades con esta plataforma son casi infinitas, tome como ejemplo las características que me han gustado y que la diferencia de sitios como el citado Powtoon o Wideo, aunque todas estas herramientas de vídeo presentaciones son geniales a su manera.

jueves, 1 de marzo de 2018

Presentaciones interactivas- Con Goconqr


Presentaciones interactivas.

Las presentaciones dinámicas, llenas de vida, color y sobre todos animadas, pareciesen llevarse el premio en este nuevo ciclo escolar. Son muchos los que se decantan por el vídeo como herramienta primordial en sus horas de clases y no faltan aquellos que procuran un toque más original, creándolo todo ellos mismos desde cero. Pero muchas veces, este mismo esnobismo hace que olvidemos lo realmente importante, si nuestros estudiantes están captando realmente los nuevos conocimientos. Es en este punto donde los amigos de Goconqr, han lanzado un toque de originalidad, permitiéndonos incorporar test interactivos dentro de nuestras presentaciones académicas.

Los test, son uno de los recursos más populares de la plataforma de Goconqr, sin embargo, el permitir al estudiante, poder rellenarlo previa y posteriormente a la clase, genera una base de datos valiosa para el docente, porque le permite saber que conocimientos reforzar durante la presentación y evaluar que tanto comprendieron los chicos durante esa hora de clases.


Más que test.

Además de poder incorporar los test dentro de la presentación, se nos permite acceder a los mapas mentales, fichas de contenidos, apuntes y hasta incluir pequeñas sub-presentaciones, dentro de nuestra presentación primaria, lo que sería genial para explicar la biografía de un personaje histórico, una parte del cuerpo específica o los fragmentos de un poema. Todo esto sin descontar la posibilidad de incluir archivos multimedia, como videos, archivos de audio o presentaciones traídas de slideshare.

miércoles, 28 de febrero de 2018

Curar contenidos una habilidad necesaria


Hoy en día, se nos exige más que nunca el saber buscar, recopilar, clasificar y analizar contenidos en la web. Desde mi punto de vista, este es el trabajo más arduo que debe llevar a cabo un docente en su rutina diaria, sobre todo con esta tendencia de incluir las TIC en el aula. Nosotros como docentes debemos hacer valer el peso académico de los contenidos, es decir, garantizar que el material expuesto sea fidedigno y sobre todo que sirva a cumplir el objetivo de la materia que dictamos.

Curar contenidos un arte en sí mismo

Curar contenido es más que realizar búsquedas y clasificar por medio de etiquetas contenidos valiosos relacionados con un área temática. El verdadero valor está en el análisis de dicho contenido, el cual se presenta a modo de resumen al pie de la publicación. Podemos pensar en las aplicaciones de curación de contenidos, como aquella vieja caja de zapatos donde los docentes guardaban sus fichas de apuntes con esquemas, citas e ideas esenciales para la materia.

Tiempos nuevos exigen formas nuevas de curar contenidos

En la actualidad existen diversas formas de curar el contenido que más nos interese de nuestro recorrido por la web. Muchas aplicaciones se insertan en nuestros navegadores como extensiones y  otras simplemente piden la dirección web del artículo, vídeo o libro en PDF, que nos ha llamado la atención.

domingo, 25 de febrero de 2018

Tormenta de ideas en design thinking


Ya la semana pasada hablaba yo acerca de cómo, el pensamiento de diseño o design thinking nos podía ayudar a nosotros como formadores a generar un ambiente que motive a nuestros estudiantes o público en general, a querer aprender más sobre los temas que les enseñamos, tan solo realizando pequeños cambios en la distribución del sitio donde impartimos clases o aceptando las ideas que ellos propongan.

Como ya establecimos la semana la pasada es ideal el conocer a nuestros estudiantes, para saber brindarle un espacio acto para que se desenvuelvan con libertad, creatividad y colaboración.

Pero hoy entraremos de lleno, en ¿Cómo usar el Design Thinking en las clases?
La educación actual busca incentivar primero que nada la educación continua, eso de “Aprender a Aprender”, frase a veces tomada a la ligera, porque en muchas institución se siguen centrando en la tan afamada formación academicistas, donde la estrella resulta ser la famosa clase magistral, un monologo de por lo menos hora y media, donde el ilustre docente demuestra a sus alumnos, cuanto sabe sobre la temática.

Aún recuerdo mis clases de la universidad, las de la mañana se me hacían fáciles de digerir, pero después de almorzar aquello era un tormento y más de una vez sin proponérmelo termine dormida sobre mi mesón. Mis compañeros me excusaban diciendo que me sentía mal, pero en realidad nos turnábamos los días para dormir.

Con esta anécdota, lo que deseo recalcar. Es que las clases magistrales no son las que más enseñan y motivan, los jóvenes y más los actuales, desean tener clase dinámicas, donde poner en práctica lo que están aprendiendo. Y no hay mejor estrategia para tal fin, como la resolución de casos prácticos.

Pasando de la teoría a la acción.

Ya acordamos que el design thinking

sirve para crear soluciones a problemas cotidianos, partiendo de las necesidades reales del usuario.
Teniendo esto en mente, podemos plantearles problemas reales a nuestros estudiantes sobre situaciones de la vida o en el caso de los que se encuentran a nivel universitario, sobre problemáticas que han ocurrido en su futuro campo de trabajo.

En los cursos de marketing digital, por ejemplo, es muy común utilizar casos de errores garrafales que han cometidos aquellas personas que son voceras de las marcas, primero para que identifiquen lo que no se debe hacer y segundo, para que planteen que harían de encontrarse en una situación similar.

Pequeños grupos grandes soluciones.
Lo idóneo es dividir a los estudiantes en pequeños grupos, máximo de 4 personas. Entregarles el caso en cuestión, (Puede ser el mismo para todos o uno específico para cada equipo); y pedirles que generen varia soluciones. Y aquí es donde entra nuestra herramienta del día de hoy, la tempestuosa “tormenta de ideas”.

Tormenta de ideas.

Lo que se busca es que todos los miembros del grupo creen diversas alternativas para solucionar el problema y posteriormente combinen esas soluciones, filtrando las ideas para dar una respuesta única y original al caso que les ha tocado resolver.

Para llevar a cabo una tormenta de ideas tan solo es necesario un papel y un lápiz, pero a la hora de realizar trabajo colaborativo en línea, se puede hacer uso de aplicaciones que sirvan para diseñar mapas mentales como pueden ser: bubbl.us, Realtimeboard, MindMeister, goconqr, mindomo, Prezi, entre mucho otros.