martes, 20 de marzo de 2018

Tipografía un arma secreta


Hoy quiero hablar de uno de esos elementos en los que casi nunca pensamos, ese personaje secundario en nuestra planificación de los contenidos y materiales instruccionales, ese elemento que a veces por miedo y costumbre limitamos a dos o tres opciones.

Hoy les quiero hablar sobre la tipografía de la que hacemos uso para transmitir nuestros mensajes y la que a final de cuentas, será el canal más duradero con nuestro público o grupo estudiantil.

Tipografías típicas:
Es bastante común, que a la hora de presentar un trabajo de investigación, sin importar el nivel que estemos cursando, ya en el manual metodológico se nos indiquen dos tipos de fuentes tipográficas de las que podemos echar garra. Una de ellas es Arial y la otra es Times New Roma.

Sin embargo, todos los días millones de diseñadores y personas amantes del diseño en general, crean cientos de alfabetos llamativos, divertidos, dramático e inspiradores. Los que podrían ayudarnos a transmitir nuestro mensaje de mejor manera.

La tipografía comunica:

Más allá de un mero uso estético, la tipografía por si misma comunica y sobre todo ancla.
Google lo ha demostrado con sus últimos cambios en plataformas como Youtube o su mismo buscador. Las letras generan identidad y además afectan los procesos cognitivos de las personas.

Una letra tipo victoriana nos transporta de forma automática al pasado, así como los trazos finos nos dan la impresión de elegancia. Si el tipo de letra por si misma, guarda tanta información para las personas, no es descabellado pensar que si utilizamos fuentes tipográficas especificas en nuestros materiales didácticos, esto ayudaría a nuestros estudiantes a anclar mucho mejor el conocimiento.

Si se parece a mí lo entiendo:

En realidad ya se ha demostrado que las tipografía tipo Script o a mano alzada, son mejores de asimilar por los estudiantes o cualquier persona que asista a una conferencia. La razón, es que desde que el hombre pudo trazar un símbolo gráfico, su forma, contornos y estilo, quedo grabada en la memoria colectiva de la humanidad. Todos hemos escrito miles de páginas a lo largo de nuestro proceso educativo, hasta no hace poco, no se contaba con una laptop, notebook, Tablet o Smartphone, que nos agilizara la tarea. Es por esta razón que las tipografías que asemejan la escritura del hombre, son las más adecuadas para presentaciones y ejemplos en los materiales didácticos.

Que tener en cuenta:

Pero ojo, no todas las tipografías que asemejan la letra del hombre son fáciles de entender. Para que estas sean efectivas, deben:

Ser tipo letra molde, es decir no ser cursivas.
Debe entenderse cada símbolo por separado.
Tener un grosor que permita su fácil lectura.

0 comentarios:

Publicar un comentario